Te apetece comer calçots pero no tienes brasa? No te preocupes, cuecelos en el horno y te sorprenderás de cómo quedan de buenos!

 

  • Corta las colas y las raíces, limpialos con agua y colócalos en la reja del horno con la bandeja de abajo. Precalienta a 230-250º durante 30 minutos, dales la vuelta y dejalos unos 10 minutos más.
  • Sácalos y envuelvelos con papel de periódico para que se acaben de cocer por dentro y se conserven calientes.
  • Y ya sólo queda pelarlos, mojar con la salsa calçots bio Casa Amella y comerlos! Para chuparse los dedos!

 

Buen provecho!

 

Más info de la salsa https://bit.ly/2CESRyl