Casa Amella empieza el año lanzando el primer y único caldo de garbanzo del mercado europeo. Un caldo vegano 100% natural, que se elabora artesanalmente solo con agua de cocción de garbanzo pedrosillano de agricultura ecológica local y una pizca de sal marina, sin aditivos innecesarios.

Este innovador producto no contiene gluten ni otros alérgenos. Además, su receta no incluye conservantes, colorantes, concentrados o azúcares; porqué es así como lo harías en casa. Se envasa en una botella de 750ml de cristal, el material más saludable y sostenible, y su tapa es libre de BPA.

El Caldo de Garbanzo Ecológico se puede calentar y consumir directamente, tomar con pasta, con cereales (mijo, arroz, quinoa…) y con legumbres. También se puede utilizar como caldo de paella o para tus guisos y cremas, añadiendo el caldo de garbanzo en vez de agua para conseguir un sabor único.

¿Quieres saber más? Haz click aquí.