Si añadimos a las cremas de verduras varios toppings las podemos hacer más atractivas y sabrosas, además incrementamos aún más el valor nutricional. Con nuestra crema de calabacín ecológica, elaborada con calabacines frescos el Maresme y La Noguera y un poco de imaginación podemos improvisar una fantástica cena. El toque de la almendra tostada junto con el queso feta y el pesto gustará a toda la familia y demostraremos que las verduras no son aburridas.

 

Ingredientes para 4 personas · Tiempo 10 minutos

  • 2 Botellas de crema de Calabacín Bio Casa Amella
  • 100 gr de queso feta
  • 50 gr de almendra laminada
  • 2 cucharadas de salsa pesto
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 chorro de aceite de oliva virgen extra para servir

 

Elaboración:

En verano es ideal tomar la crema de calabacin a temperatura ambiente ya que nuestro cuerpo se hidratará mejor. Mientras tanto en una sartén salteamos la almendra laminada con unas gotas de aceite y sal hasta que tome color. Diluimos el pesto con 4 cucharadas de aceite.

Ponemos la crema de calabacín al bol, desmenuzamos encima el queso feta, disponemos la almendra laminada y acabamos con una cucharada de pesto.

 

Propuesta vegana:

Sustituimos el queso feta por un chorrito de crema de coco o simplemente descartamos el queso y con los toppings de almendras y pesto el resultado ya es perfecto.

 

Observaciones:

El calabacín es una hortaliza muy saludable siempre que la consumimos de temporada (verano), madurada al sol y ecológica.

 

Sabías que … el 95% del calabacín es agua? Por eso es tan hidratante y agradable comer cuando es la época más calurosa del año, que coincide con la plenitud de la planta.

Nuestra crema de calabacín es únicamente de temporada. Empezamos su elaboración a finales de abril, cuando los campesinos del territorio comienzan a proveernos y dejamos de fabricar cuando se acaba el verano. Después puedes encontrar la crema de calabaza y otros que sean de temporada.

 

Receta elaborada por Olga Vila por Casa Amella