En invierno las sopas y las cremas ayudan a hidratar nuestro cuerpo y a calentarlo. Puedes hacer que esta crema de calabaza ecológica sea aun más nutritiva si le añades unas cuantas semillas de calabaza y un poco de jengibre rallado. El toque oriental lo aportan el curry y la leche de coco. Prepara la cuchara por que el resto son 5 minutos.

 

Ingredientes

  • 2 botes de crema de calabaza Bio Casa Amella
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 1 cucharadita rasa de curry en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 100ml de leche de coco
  • Pipas de calabaza
  • Opcional: si te gusta el jengibre. Una cucharadita de jengibre rallado le da un toque asiático a esta receta.

 

Elaboración

Calienta la crema de calabaza con una cucharadita de curry, añade el jengibre rallado y mezcla bien. Prueba y rectifica si es necesario. Sírvela con un chorrito de leche de coco, un hilo de aceite de oliva virgen extra y un puñado de pipas de calabaza.

 

Observaciones

La crema de calabaza además de enamorarte, por su sabor y su cremosidad, te resultará muy reconfortante para iniciar la comida en cualquier ocasión. La elaboramos cómo lo harías en casa, cocemos al vapor las verduras (calabaza, zanahoria y cebolla) recolectadas en su momento óptimo de maduración, procedentes de campos ecológicos que nos traen nuestros agricultores locales. Lo trituramos y le añadimos aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal marina y voilá, ya está!

La crema de calabaza Bio Casa Amella es sin alérgenos y baja en sal.

 

Receta elaborada por https://pepitagreens.com/author/olgavila/  para Casa Amella.