Hidrátate

Toma a sorbitos infusiones de manzanilla, caldos claros y agua mineral con una pizca de sal i limón.

Prueba el jengibre

Reduce las náuseas y los vómitos. Prepara una infusión con una cucharadita de polvo o media de jengibre fresco.

Recurre a la canela

Añade una cucharadita en polvo a una taza de agua caliente y cuando se enfríe cuélala. Toma dos tazas al día.

Limón imprescindible

Tiene propiedades antivíricas. Diluye dos cucharaditas de zumo en un vaso de agua y toma antes de las comidas.

Descansa y duerme

Simplemente duerme todo lo que puedas. Es la mejor manera de ayudar al cuerpo en su lucha contra el virus.

Come algo

A medida que puedas volver a ingerir, toma arroz, trocitos de pan tostado o crackers, plátano y manzana.

Fuente: Cuerpo Mente