Un estudio en el que han participado investigadores del Hospital Clínic de Barcelona llega a la conclusión de que las grasas de la dieta mediterránea (aceite de oliva y frutos secos) sirven para perder peso!

Su trabajo confirma que una dieta mediterránea sin restricción de calorías procedentes de grasas de origen vegetal es más eficaz a la hora de perder peso que seguir un régimen bajo en grasas y en calorías. Hay que tener presente, sin embargo, que las más de 7.000 personas que participaron en el estudio no consumieron comida rápida, carnes rojas, mantequilla o refrescos.

Los frutos secos se caracterizan por aportar gran cantidad de minerales (fósforo, magnesio, calcio …) en la dieta, lo que beneficia a los deportistas, ya que favorece el buen funcionamiento neuromuscular y el buen balance de electrolitos en el cuerpo (estos permiten una buena hidratación y el buen funcionamiento de los músculos y nervios). Además, aportan mucha energía en poca cantidad, ideal para cuando realizamos un ejercicio intenso.

 

Destacamos:

  • Alto contenido en grasas buenas Omega-3, aportando colesterol bueno (HDL) de forma que se reduce el riesgo de enfermedades cardiovascular e hipertensión.
  • Aporta calcio que ayuda a prevenir la osteoporosis.
  • Antioxidantes, para revitalizar la piel y renovar las células.

Te recomendamos que elijas frutos secos que sean naturales: sin tostar, sin sal y sin azúcares añadidos, conservando así el auténtico sabor del fruto y sus propiedades.

En Casa Amella ponemos a tu alcance frutos secos Bio, crudos (raw) y naturales, cosechados por nuestro agricultor de Tarragona. Los envasamos en bolsas de 120g y cierre ZIP ideales para que los puedas llevar encima y picar un snack saludable entre horas!